Sales del edificio y el sol te hiere los ojos obligándote a cerrarlos. Te proteges con una mano haciendo de visera mientras con la otra te alzas el cuello de la gabardina. Es primavera y hace buena temperatura, pero sientes frío en los huesos. Bajas las escaleras y te acercas a la parada de taxis;…

Leer más

Había en sus ojos esa irónica malicia de quien usurpa la personalidad de otra persona. Eran ojos de mirada hipnótica repleta de vagos matices tras los que se adivinaba una camaleónica y perversa capacidad para mostrar distintas facetas de carácter sin permitir entrever una sombra de disimulo, una facultad de diversificación que sólo los grandes…

Leer más

El batallón avanzaba con la regularidad de un reloj. Un, dos,ar; un, dos, ar. El sargento, reenganchado varias veces para no verse sometido a la tortura de una vida en la que tener que decidir por él mismo, verificaba con cierto orgullo el perfecto poliedro humano de uniformes que repondían a sus órdenes como un…

Leer más

Nada más suicidarse se dio cuenta de su error. Sin duda se había precipitado y la consumación del acto fatal fue la consecuencia de una torpeza, de una reflexión aturdida e insuficiente, de un erróneo cómputo de los pros y los contras de su todavía corta existencia. Ahora, con la lucidez que dispensa la muerte,…

Leer más

Un humo denso y plomizo se elevaba sobre los tejados de la ciudad. Los rayos del sol no conseguían atravesar aquella espesura gaseosa. Era un día como otro cualquiera, la misma quietud indolente, la misma monotonía cromática, el silencio de la desesperanza. El tiempo se apelmazaba sobre las calles vacías, laberínticas y estrechas, y la…

Leer más

No se debería recoger pasajeros sin antes estar seguros de su naturaleza, aunque en mi caso ha sido precisamente el estudio de mi naturaleza el motivo por el que me han recogido. Soy, o mejor dicho, seré un objeto de estudio para ellos, se afanarán durante un tiempo en descifrarme buscando en realidad alguna pista…

Leer más